👉 Guía de cuidado para dientes y encías

El buen cuidado de los dientes y las encĂ­as es una parte importante del mantenimiento de la salud general. La mala salud bucal se asocia significativamente con las principales enfermedades crĂłnicas, puede causar discapacidad y contribuir a la baja autoestima.

cuidado para dientes y encĂ­as

El cuidado adecuado de los dientes y las encías no requiere mucho tiempo ni instrumentos de higiene bucal caros. Evitar los azúcares simples e implementar diariamente el cepillado suave de los dientes y el uso de hilo dental es la base básica.

Además, para mantener las encías sanas y los dientes libres de caries, es necesario no fumar, beber mucha agua y hacerse chequeos y limpiezas dentales regulares.

Datos básicos sobre el cuidado de los dientes y las encías

  • Un diente está compuesto principalmente de minerales.
  • La placa es una pelĂ­cula pegajosa e incolora de bacterias que se adhiere a los dientes.
  • Cuando las bacterias consumen azĂşcar, producen ácidos, que se comen el esmalte del diente.
  • El consumo de tabaco es uno de los factores de riesgo más significativos asociados con el desarrollo de la enfermedad de las encĂ­as.

ÂżCĂłmo cepillarse los dientes?

Cepillarse los dientes con pasta dental fluorada es el mejor método para reducir la placa. La Asociación Americana de Higienistas Dentales (ADHA) recomienda cepillarse los dientes durante 2 minutos, dos veces al día.

La técnica de cepillado adecuada limpia los dientes y las encías de manera efectiva. Tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Use un cepillo de dientes de cerdas suaves â€“ para prevenir daños en el esmalte, sĂłlo use un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Cepille en un ángulo de 45 grados â€“ el ángulo del cepillo es importante, el cepillo de dientes debe ser colocado contra los dientes en un ángulo de 45 grados a la lĂ­nea de la encĂ­a.
  • Movimiento correcto â€“ usando movimientos cortos y suaves hacia atrás, hacia adelante y pequeños movimientos circulares, todas las superficies de los dientes serán cepilladas suavemente, evitando un movimiento de aserrado o fregado.
  • Cepille la lengua â€“ use su cepillo de dientes para hacer un ligero cepillado de la lengua.
  • Mantenga la boca limpia despuĂ©s del cepillado â€“ evite comer durante 30 minutos despuĂ©s del cepillado.

ÂżCĂłmo usar adecuadamente el hilo dental?

El uso diario de la seda dental es necesario para eliminar la placa y las partĂ­culas de alimentos que su cepillo de dientes no puede alcanzar.

El área justo debajo de la línea de la encía y los espacios apretados entre los dientes son áreas vulnerables donde la placa puede acumularse y convertirse en sarro.

Si usted no usa el hilo dental con regularidad, la acumulaciĂłn de placa y sarro puede causar caries, asĂ­ como enfermedad de las encĂ­as.

Alimentos para comer y evitar

Existe evidencia abrumadora de que los azúcares son el mayor contribuyente dietético a las enfermedades dentales. Específicamente, es la cantidad y frecuencia de azúcares libres consumidos lo que determina la gravedad de la caries.

Comida y bebida a evitar

El consumo de azúcar y dulces debe ser limitado; esto se debe a que las bacterias en la boca necesitan azúcar para producir los ácidos que debilitan el esmalte y dañan los dientes. Cada que tus dientes se ponen en contacto con el azúcar, comienza el proceso de desmineralización, y puede tomar hasta una hora para que la boca regrese a las condiciones normales de pH no ácido.

EspecĂ­ficamente trate de evitarlo:

  • refrescos
  • golosinas
  • dulces y bocadillos azucarados
  • chocolate
  • galletitas
  • comida rápida, que se sabe que contiene azĂşcares

Otros carbohidratos fermentables también están involucrados:

  • pan
  • galletitas saladas
  • plátanos
  • cereales de desayuno

Los estudios muestran que el consumo de alimentos básicos con almidón y fruta fresca están asociados con niveles más bajos de caries dental, por lo que el riesgo no es tan alto como el azúcar.

Para mantener los dientes y encĂ­as sanos, es importante consumir alimentos ricos en nutrientes y evitar los que contienen azĂşcares y almidones.

Alimentos y bebidas para consumir con precauciĂłn

Las frutas y verduras crujientes como manzanas, peras, apio y zanahorias son buenas entre comidas, ya que la actividad masticatoria aumenta la producciĂłn de saliva y la saliva ayuda a proteger los dientes.

El agua debe consumirse abundantemente, y cualquier refresco o bebida de jugo de fruta (de dieta y regular), debe consumirse con precauciĂłn.

La mayoría de los refrescos contienen ácido fosfórico, que interfiere con la capacidad del cuerpo para absorber calcio. Los jugos de frutas también bañan los dientes en azúcar dañina. Tomar estas bebidas a través de una pajita puede ayudar a minimizar el tiempo que los dientes están expuestos al ácido.

Masticar chicle sin azúcar durante 10 minutos después de las comidas y los refrigerios también puede ayudar a reducir la caries.

Caries

La caries dental afecta a personas de todas las edades, pero la gravedad de la enfermedad aumenta con la edad. La caries dental se compone principalmente de:

  • Caries â€“ son áreas permanentemente dañadas en la superficie dura de los dientes que se convierten en pequeñas aberturas u orificios. Las caries tambiĂ©n se llaman caries.
  • Caries dental â€“ En gran medida depende del perfil bacteriano de la boca, la producciĂłn de saliva, y la cantidad de tiempo que el diente está en contacto con azĂşcares.

Las caries y las caries dentales se encuentran entre los problemas de salud más comunes del mundo. Son especialmente comunes en niños, adolescentes y adultos mayores. Pero cualquier persona que tenga dientes puede tener caries, incluso los bebés.

La mejor manera de cuidar los dientes y las encías es seguir buenos hábitos alimenticios, cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días, y someterse a limpiezas y exámenes dentales regulares.

Visitas al dentista

El cepillado y el uso de hilo dental ayudan a deshacerse de la mayoría de la placa, pero algo de placa es más difícil de remover y endurecerá y formará sarro. Sólo la limpieza por parte de un profesional dental puede eliminar el sarro.

La placa y el sarro no removidos no sólo causarán caries, sino que también se extenderán por debajo de las encías y conducirán a una grave enfermedad de las encías. Eventualmente, el proceso de la enfermedad podría llegar a ser tan avanzado que el único tratamiento es la extracción del diente.

El cuidado adecuado de los dientes y las encías requiere un compromiso de tiempo mínimo. Una dieta saludable, un programa consistente de higiene oral en el hogar, y limpiezas y chequeos profesionales regulares mantendrán los dientes y las encías en excelente forma, y le dejarán con una sonrisa hermosa y saludable.

Califica este artĂ­culo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *