👉 ¿Qué es la higiene personal?

En este artículo estaremos hablando sobre un tema muy importante como lo es la higiene personal, la importancia de mantenernos limpios y como el no hacerlo repercute directamente en nuestra salud y en nuestra vida social.

higiene personal

Primeramente estaremos hablando sobre que es la higiene de manera general la cual se define como la limpieza y el aseo del cuerpo, de las viviendas o los lugares públicos. Se puede distinguir entre la higiene personal o privada cuya aplicación es responsabilidad de nosotros mismos y la higiene pública que debe ser garantizada por el Estado.

La higiene también está vinculada a la rama de la medicina que se dedica a la conservación de la salud y la prevención de las enfermedades. En este caso, el concepto incluye los conocimientos y técnicas que deben ser aplicados para controlar los factores que pueden tener efectos nocivos sobre la salud.

¿Qué es la higiene personal?

Es una actividad que se realiza por cuenta propia, se lleva a cabo con el objetivo de conservar la limpieza de nuestro cuerpo con el fin de cuidar nuestra salud, nuestro aspecto, para evitar el contagio de enfermedades o virus, para limpiar la suciedad de nuestro cuerpo, además de conducirse de manera sana en la sociedad en la que vivimos.

Los productos generalmente utilizados son los jabones, shampoo, varios tipos de cremas, desodorantes, geles de baño, entre muchos otros productos actualmente en el mercado. Es elemental  el lavado de manos regularmente, tomar baños diariamente, y mantener nuestra vivienda lo más aseada posible, esto ayuda a mantener a raya las bacterias que ocasionan enfermedades.

La higiene personal es elemental para poder prevenir y conservar la salud, incluso mejora la calidad de vida. Un claro ejemplo de los inconvenientes por falta de higiene personal son las infecciones cutáneas, las infecciones vaginales, la gingivitis, la gripe y lo resfriados.

¿Por qué es tan importante la higiene personal?

Hábitos tan cotidianos como lavarse las manos, los dientes y bañarse son esenciales para prevenir enfermedades. En otras palabras, los hábitos de higiene son los que nos permiten vivir con buena salud y mantener una mejor calidad de vida. Esa es la importancia de la higiene personal, una costumbre que todos debemos tener desde que somos niños.

La higiene personal es más que lavarse las manos, el cuerpo y los dientes. También implica desde usar ropa limpia, cubrirnos la boca cuando tosemos o estornudamos hasta tener las uñas limpias y prolijas. Esto es esencial tanto para proteger nuestra salud como la de quienes nos rodean.

Hábitos de higiene personal

Es importante pensar en cada parte de nuestro cuerpo de manera separada, cuando se trata de higiene. Las acciones básicas que todos debemos llevar a cabo para una buena higiene personal son:

Lavar tus dientes con pasta dental al menos 2 veces al día, cuando te levantes y te vayas a dormir, aunque siempre es mejor higienizarse la boca también después de cada comida. El cepillado de dientes y uso de hilo dental nos ayudan a eliminar el mal aliento y remover las bacterias que se acumulan en la boca a través de los restos de comida.

Debemos bañarnos al menos una vez por día con jabones antibacteriales para purificar nuestra piel de bacterias y eliminar la transpiración y los olores que nuestro cuerpo produce naturalmente. Para ello, también debemos aplicarnos desodorante y usar ropa limpia. La higiene corporal también incluye el lavado del cabello, limpiar y cortar las uñas, limpiar los oídos, etc.

El hábito de higiene es fundamental, es esencial que lavemos nuestras manos con agua y jabón varias veces al día o cada vez que puedas, es crucial limpiarse las manos antes de comer, luego de venir de la calle, acariciar animales, tocar dinero, curar heridas, usar el ordenador, el celular o estar en contacto con personas enfermas. El lavado de manos es importantísimo para prevenir infecciones y enfermedades a causa de los gérmenes que rondan en el ambiente.

Cambiar nuestra ropa interior todos los días y lavarla bien, con ello se previenen las infecciones vaginales.

El cuidado de nuestro entorno ya que los gérmenes pueden propagarse en nuestro hogar, sobre todo en lugares donde hay temperaturas muy altas y considerables índices de humedad.
Prácticamente cualquier objeto puede estar expuesto al desarrollo de bacterias nocivas para la salud, por ello es necesario cuidar la limpieza de toda la casa, poniendo atención especial en dos lugares que detallamos:

La cocina: Al ser el espacio donde preparamos nuestros alimentos, debemos garantizar las condiciones de saneamiento necesarias para evitar contagiarnos de alguna enfermedad. Hay ciertos elementos potencialmente riesgosos en esta zona, como el fregadero, donde se llega a acumular mucha humedad, los utensilios de limpieza como trapos y esponjas, la superficie donde se prepara la comida y los sitios donde almacenamos los alimentos, tales como el refrigerador y la alacena.

El baño: Es el espacio donde cuidamos nuestra higiene personal y atenemos nuestras necesidades fisiológicas básicas. Aquí el calor y la humedad favorecen el desarrollo de bacterias, por lo tanto, desinfectar constantemente y mantener una buena ventilación que permita que la humedad se evapore y el aire se renueve es imprescindible.

Como puedes ver tener una apariencia limpia es clave para ser aceptados en nuestros roles sociales. ¿Te imaginas la impresión que generarías en los demás si no te bañas, si no te lavas el cabello o no te limpias los dientes? ¡Sería terrible! Esto es considerado por todos indeseable y podría afectar nuestras relaciones.

Si quieres evitar enfermedades y vivir más saludablemente desde todo punto de vista, estos son los hábitos que te hemos mostrado son los que debes cumplir.

Todos merecemos gozar de condiciones de vida adecuadas y una salud óptima. Procurar una buena higiene a nivel personal y social es una parte del derecho fundamental a la dignidad humana que todas las personas merecen. Tener una buena  higiene personal depende de uno mismo. La autoestima juega un papel fundamental frente a este aspecto, pues quien se aprecia y valora se esfuerza por verse y mantenerse bien.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *